Integra Sons

Pablo Persico
Foto: Saioa Baleztena

Pablo Persico: ‘Queremos garantizar el derecho a la participación cultural de los más desfavorecidos’ 

Hace unos meses asistimos a un concierto de la orquesta Do d’Acords en el Caixaforum de Barcelona formada por  niños y adultos de diferentes países y con instrumentos nada convencionales. Nos sorprendió y nos gustó la heterogeniedad y la destreza de esos niños que sin dudarlo se ponían al frente de la orquesta y dirigían pequeñas piezas, sustituyendo a su director Pablo Persico, también impulsor de la asociación IntegraSons dentro de la cuál se enmarca este  proyecto. Así fue como conocimos IntegraSons, un método propio de creación musical comunitaria que pretende conseguir la inclusión social y el diálogo cultural a través de la creación de orquestas. Desarrollan esta actividad en 3 barrios de Barcelona (Do d’Acords en Poble-sec, SolFa en el distrito VI de Badalona Sud y un nuevo proyecto en el Carmel aún sin bautizar) en colaboración con las escuelas, aunque su objetivo a corto/medio plazo es consolidar las orquestas en proyectos de barrio y para el barrio.

En esta entrevista Pablo Persico nos explica con más detalle en qué consiste su método, las ventajas que reporta al niño su pertenencia a la orquesta, tanto a nivel académico como a nivel social, y los retos a los que se enfrenta la asociación.

Guía minúscula: Hemos descubierto Do d’Arcods recientemente y nos ha gustado muchísimo el proyecto. Concretamente fue a raíz de un concierto que dísteis en el CaixaForum a principios de año. Nos sorprendió tanto por su calidad como por la corta edad de sus componentes. Incluso hemos visto a niños dirigir la orquesta con mucha destreza, ¿cómo se consigue esto?

Pablo Persico: IntegraSons tiene vocación social y comunitaria y además tratamos que la oferta artística sea de calidad e innovadora. Nuestra experiencia sobre el trabajo de campo y su progresiva sistematización nos ha brindado un método que hemos bautizado como metodología IntegraSons, basado en la creación musical comunitaria. Hemos diseñado una simbología que simplifica el proceso de aprendizaje de instrumentos mediante la cual los alumnos son capaces de adquirir rápida e intuitivamente. Así que para lograr los objetivos sociales, educativos y artísticos del proyecto, formamos a los educadores sociales, voluntarios y músicos profesionales invitados en base a esta metodología de enseñanza. El hecho de que haya alumnos dirigiendo la orquesta es otro rasgo definitorio de nuestra metodología, todos hacemos de todo. Otro factor fundamental para el perfil de niños con los que trabajamos es el aplauso. Miras la cara de los niños y están recibiendo luz. Los miras y ves caras nuevas. Este aplauso perdura durante muchas sesiones tras el concierto y permite que estudien con una energía muchas veces incontrolable.

GM: Es un proyecto inspirado en un sistema de orquestas infantiles y juveniles de Venezuela. ¿Podrías explicarnos en qué consiste este método?

PP: El maestro José Antonio Abreu, creador del prestigioso Sistema de Orquestras de Venezuela,  fue y sigue siendo una referencia en la educación musical. Convocó y creó un grupo de colaboradores, con quienes sistematizó la instrucción y la práctica colectiva e individual de la música a través de orquestas sinfónicas y coros, como instrumentos de organización social y de desarrollo humanístico. El Sistema, como se conoce el proyecto de Abreu internacionalmente, y otras formas de práctica artística comunitaria, son fuentes de inspiración de donde bebe IntegraSons, que ha evolucionado naturalmente para adquirir una personalidad propia y adaptada a la realidad social y educativa actual.

GM: ¿Es una iniciativa pionera en Cataluña? ¿No existía ningún método similar?

PP: Nosotros desarrollamos una metodología propia que nos sirve para transmitir nuestro concepto de creación musical comunitaria y lograr los objetivos que creemos importantes. Actualmente existen en Cataluña otras entidades que trabajan el arte como método de inclusión social. El trabajo de cambio social que necesita nuestra sociedad no será cosa de uno, ni de dos colectivos, ni de las políticas que impulsan nuestros representantes. El cambio lo hemos de dar entre todos y, afortunadamente, hoy tenemos muchos ejemplos en la sociedad catalana que trabaja con los más desfavorecidos para sociabilizar el acceso al arte. Queremos garantizar el derecho a la participación cultural de los más desfavorecidos. Podemos citar iniciativas como la de las hermanas Bartomeu, en Mataró, los compañeros de Xamfrà, en el Raval o Voces y Músicos para la Integración, en Nou Barris.

Do d'Acords
Foto: Integrasons

GM: Uno de los objetivos del proyecto, según leemos en la web, es conseguir la inclusión social y el diálogo cultural a través de la creación de orquestas. Este proyecto se desarrolla íntegramente en el barrio de Poble-sec, ¿por qué habéis decidido centraros en este barrio? ¿Qué peculiaridades presenta?

PP: El Poble-sec es un barrio con un perfil social diverso. Desde el año 2010 la radiografía del barrio cambió. Pasó de ser una zona envejecida, con vecinos autóctonos que llevaban toda la vida viviendo en su barrio, a ser uno de los núcleos de mayor diversidad cultural de la ciudad. La inmigración llegada a partir del año 2000, en gran parte de zonas como Pakistán, Marruecos, la República Dominicana y otros países de Latinoamérica, colisionó con la sociedad de acogida y eso dio lugar a un nuevo perfil social del barrio. IntegraSons, como muchas entidades sociales del Poble-sec, trabaja para que exista diálogo intercultural entre niños, niñas y jóvenes de distintos orígenes y distintas realidades culturales, sociales y económicas. Y no solo los niños, también sus familias.

GM: A parte de Do d’Acords, la asociación IntegraSons a la que pertenece también ha impulsado otros proyectos socioeducativos en Barcelona ¿en qué consisten y en qué se diferencian unos de otros?

PP: En todos tratamos de aplicar el mismo guión y el mismo método de trabajo. Poble-sec es uno de los barrios donde actuamos, pero como bien dices, no el único. Además del proyecto Do d’Acords, trabajamos con Barris en SolFa, en el distrito VI de Badalona Sud, y un nuevo proyecto en el popular barrio del Carmel, todavía pendiente de bautizar. No es ninguna casualidad, pues, que haya sido en los contextos más desfavorecidos del área metropolitana de Barcelona donde IntegraSons ha desarrollado sus principales proyectos. En los tres casos, las orquestas tienen su embrión en la comunidad educativa pero el objetivo a medio plazo es el de trascender las fronteras de las escuelas para consolidar las orquestras como proyectos del barrio y para el barrio. Para lograrlo, trabajamos en la implicación de las familias, de los equipos docentes, así como de los centros sociales del territorio para identificar las necesidades comunes y para trabajar de manera transversal para cubrirlas. Hoy más de un millar de alumnos han pasado por los distintos proyectos de nuestra entidad.

GM: Sin la participación de las escuelas el proyecto Do d’Acords no hubiera sido posible, ¿Cómo habéis conseguido introducir un método alternativo de estas características en la educación pública? ¿Ha sido una tarea difícil?

PP: La dinámica que se desarrolla actualmente en la educación tradicional muchas veces fija sus energías más en los resultados que en las posibilidades creativas y emocionales de los alumnos. Las artes no tienen un papel importante en los planes de estudio y eso afecta la formación integral de los niños, niñas y jóvenes. En el Poble-sec, por ejemplo, la comunidad educativa entendió que reforzar la creación artística comunitaria servía, también, para dotar de elementos de interés a los alumnos y reforzar otros ámbitos de la enseñanza. Tras la experiencia en la orquesta, la mayoría de nuestros alumnos se han integrado al nivel académico escolar en asignaturas como matemáticas o lengua y, aún más importante, se han integrado socialmente. Esto les permite recuperar la motivación, la curiosidad y sobretodo la autoestima, que es clave para recuperar el interés por la escuela.

GM: ¿Cómo lo ha evaluado la comunidad educativa? ¿Qué beneficios/resultados les ha reportado?

PP: Muy bien. La opinión de los docentes en el ámbito educativo forma parte de nuestra evaluación. El perfil de los alumnos que llega a IntegraSons se caracteriza por dificultades que resultan muy difíciles trabajar en el horario escolar. Muchos de los docentes nos hacen ver el cambio radical que realizan los alumnos y agradecen a una asociación que les ofrece más alternativas a sus alumnos. Hace poco, por ejemplo, Isabel Costa, directora del CEIP Carles I, una de las escuelas que colabora con IntegraSons, escribió una carta al periódico del barrio, ZONA SEC, agradeciendo públicamente nuestro trabajo y explicando el cambio de los alumnos. Hemos pasado de pertenecer a la comunidad educativa a ser una herramienta del barrio y para el barrio. Como te comentaba, IntegraSons tiene su base en el tejido educativo, pero su vocación es la de un proyecto con identidad territorial, comprometido socialmente con la zona que nos acoge y con voluntad de continuidad.

Do d'Acords
Foto: Integrasons

GM: ¿Quién puede formar parte de la orquesta? ¿Se requieren nociones mínimas de lenguaje musical?

PP: La orquesta tiene las puertas abiertas, pero nos debemos a los barrios cuya comunidad educativa nos acoge. Por lo que se refiere al perfil de los alumnos, la metodología que manejamos nos permite hacer música a través de la familia de la percusión sin necesidad de que los alumnos lleguen formados en solfeo. Trabajamos principalmente con los alumnos que presentan alguna deficiencia cognitiva o emocional en las aulas y, por otro lado, aquellos que pese a tener aptitudes musicales, no disponen de los recursos como para formarse musicalmente en cursos privados.

GM: En la orquesta utilizáis instrumentos poco comunes en una orquesta convencional y de diferentes partes del mundo. ¿Está relacionado con la diversidad cultural de los integrantes o forma parte del método?

PP: Ambas cosas. Nos sostenemos en un vasto y atractivo plan de instrumentación, principalmente de la familia percusión. Una orquestra con pequeños músicos de tantos lugares del mundo es coherente que tenga una representación internacional de instrumentos. Prestamos constante investigación a instrumentos de todo tipo que puedan facilitar nuestro trabajo a nivel social y artístico con los alumnos. Un instrumento determinado, por su modo de acción o timbre puede permitirnos incluir en la creación comunitaria a un alumno perjudicado por sus dificultades o bien por su carácter. Potenciamos incluso instrumentos construidos por los mismos alumnos.

GM: ¿Cuáles son los próximos retos?

PP: El objetivo en el día de hoy es hacer que los niños lleguen a los ensayos, se sientan parte de un grupo, que participen en la orquesta de una forma activa, que tengan un rol y, en definitiva, que se sientan alguien. La madre Teresa de Calcuta ya decía: “Peor que ser pobre es no ser nadie”. Ahora bien, siendo más concreto, estamos muy ilusionados con un nuevo proyecto, en el Carmel, donde próximamente ofreceremos nuestro segundo concierto, seguramente en el Casal de Font d’en Fargas. Queremos consolidar la orquestra en este barrio y la escuela pública Ferran Tallada, mediante la apuesta decidida de su director Manel Belda, nos ha brindado sus instalaciones para empezar a trabajar con sus alumnos. Además, seguimos fortaleciendo y ampliando los proyectos de Barris en Solfa y Do d’Acords, en Badalona y Poble-sec respectivamente. En este último caso nos encontramos en un momento de plenitud artística. Nuestros pequeños músicos ya tienen una base suficiente como para tocar con otras disciplinas artísticas. Próximamente, tenemos en el calendario una actuación con los Castellers del Poble-sec, que edificarán su torre al ritmo de nuestra música, y otra con la prestigiosa Escuela de Ballet Carles Ibáñez, una de las principales escuelas de danza de Barcelona. Mezclar personas y mezclar disciplinas artísticas es reforzar la cohesión social de los barrios.

Do d'Acords
Foto: Integrasons

GM: Y ya para terminar, suponemos que recomiendas la introducción de la música en edades tempranas ¿qué beneficios le reporta al niño?

PP: Existen distintos trabajos científicos que han demostrado la importancia del aprendizaje y la práctica de la música en la formación de las personas y el desarrollo de sus capacidades. Estos grandes aportes plantean el poder de la música a nivel de desarrollo individual. Si integramos los nuevos aportes y metodologías de aprendizaje comunitario a través de este arte, nos enfrentamos a una posible realidad contundente: el estudio y práctica de la música nos enriquece en la mayoría de las múltiples inteligencias. En este contexto, potenciar y estimular la relación del niño con el sentido auditivo desde tempranas edades resulta un generoso e inteligente ofrecimiento que lo beneficiará principalmente en su autoconocimiento y, por lo tanto, le ayudará a distinguir, tomar buenas decisiones y generar un aporte significativo en su entorno.



Deja un comentario